Loading...
Tierra para la Vida 2018-06-19T11:11:03+00:00

Tierra para la Vida

Mike Hands, fundador y director de Inga Foundation

Valle de Cuero, Atlántida, Cuero y Capapan, recolección de aguas fluviales en el norte de Honduras

Vote For Us
View All Finalist

la agricultura de tala y quema, practicada comúnmente en los trópicos por 300 millones de familias, arroja 2 billones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera cada año – más de que todos los medios de transporte juntos. Una vez que se cortan y se queman los árboles, dejan la tierra expuesta al fuerte clima tropical, ésta se erosiona y pierde rápidamente sus nutrientes. Al cabo de 2 años las cosechas fallan y cada pocos años las familias se ven abocadas a talar nuevas áreas de bosque tropical para sobrevivir.

Tenemos una solución innovadora y escalable para atajar el apremiante problema de la escasez de alimento, salvar el bosque tropical y reducir los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera. Después de años de investigación científica, Mike Hands identificó que la plantación en pasillos de árboles Inga que fijan el nitrógeno (plantados en filas intercaladas con las filas de cosecha) mantienen la fertilidad de la tierra, asegurando buenas cosechas cada año. Este sistema rompe el ciclo de tala y quema, permitiendo que las familias  tengan seguridad de alimentos a largo plazo, a partir de una misma zona de siembra (salvando el bosque tropical, los hábitats de la vida salvaje, atrayendo lluvias y protegiendo la tierra). Liderados por las autoridades de protección forestal de Honduras, el equipo de Inga ha plantado casi 2 millones de árboles en los últimos 6 años, transformando las vidas y el paisaje de unas 240 familias. En un plazo de 2 años, una familia se asegura el alimento de forma perdurable y lo pagan ayudando a otras familias a plantar nuevas hileras de árboles.

Impacto

Unas 240 familias ya se autoabastecen con sus trozos de tierra originales, cosechando alimentos orgánicos y nutritivos (judías, maíz, arroz) y ganan dinero con cosechas como piña, cúrcuma, vainilla, y pimienta. Desde el primer año, la demanda de árboles por parte de familias que se unían al proyecto ha excedido con mucho nuestra capacidad de suministro. El sistema Inga de plantación en pasillos no solo salva el bosque tropical, además secuestra dióxido de carbono, protege los acuíferos/arrecifes/la vida marina impidiendo la erosión, y provee de madera como combustible; es un método simple aunque integral de explotación del sistema agroforestal, que otorga a las familias un modo sostenible de asegurar sus alimentos.  Las familias que han plantado los pasillos Inga han incrementado sus ingresos y mejorado su nivel de vida, con una dieta más nutritiva (que ayuda a combatir el retraso en el crecimiento) fortaleciéndose en armonía con sus recursos.

Qué es lo siguiente que van a hacer

Mike Hands y su equipo hondureño se están esforzando en suministrar semillas, plantas y apoyo para que más familias con bajos ingresos encuentren un sistema que les libere de las deudas. El sistema Inga simple pero revolucionario de plantación en pasillos no es solo una alternativa la tala y quema; es una solución para acabar con esa práctica. Este modelo se ha convertido en un movimiento que se propague de agricultor a agricultor y queremos que se extienda por todas las zonas tropicales.

En síntesis

Este sistema acaba con el ciclo de tala y quema, y otorga a las familias un modo sostenible de asegurar sus alimentos cultivando el mismo trozo de tierra (salvando el bosque tropical, los hábitats de la vida salvaje, atrayendo lluvias y protegiendo la tierra).